Lengua cómplice

He estado investigando por san Google “trucos para seducir a una mujer”, sólo por curiosidad y para saber cómo está el panorama actual. En muchas coincido y en otras me parecen digamos un poco obsoletas. Así que reflexionando sobre lo que he leído y lo que yo pienso, quiero comentar mi top five.

Tener sentido del humor, capaz de reírse prácticamente de todo, con respeto, inteligencia y un toque de ironía.

Demostrar seguridad y confianza en uno mismo, sin ser arrogante o pedante.

Ser interesante, tener cerebro para conversar, tener varios temas de los que hablar, sobre todo con mente abierta.

Expresar abiertamente sus sentimientos, que sea sincero. Y si te ama y te ve hermosa que te lo diga a diario.

Lo que más me gusta es escuchar, para conocer a la otra persona, es decir que el hombre se exprese cómo es, sus valores, ideas, sueños y después ver si todo lo que dice es verdad.

Lo que nunca me imaginé, os lo juro, es que me conquistaran hablándome de lo sucias y tóxicas que tenemos los seres humanos nuestras lenguas, os cuento……

Saliendo de mi trabajo, como educadora, vi a una compañera que llegaba tarde y tenía que decirle unas cosas importantes del hogar al que iba ella. Hablamos un rato compartiendo la información, y al terminar me iba a despedir y me dijo de forma natural, te voy a dar el teléfono de un amigo que me ha comentado que tiene en mente un proyecto de cosas naturales y lo quiere hacer por internet, y le dije que tenía una amiga muy linda que estaba haciendo algo parecido y que seguro no le importaba ayudarle. Le dije que claro, que me lo pasara y yo le marcaba. Al irme en el coche hasta mi casa mi corazón palpitaba fuerte, intuía que algo bonito me estaba esperando.

Así que lo llamé, empezamos muy bien, me encantó su voz, su simpatía, sencillez y espontaneidad. Y nos convocamos para una videollamada, yo cada vez más ilusionada fui hasta la peluquería para que me arreglaran el pelo y que me viera más guapa (él y yo claro). Hablamos horas como si hubieran sido segundos, sin duda era especial.

Empezamos a hablar todos los días por teléfono, nosotros a la vieja usanza, poco whatsupp, que se pierde tanta información, fluidez, comunicación… y las horas como dije antes pasaban en un suspiro.

Como nos íbamos molando (expresión muy de los 90), quedamos a la semana de conocernos en una playa de Cádiz, salvaje, oculta del mundanal ruido, una hora para llegar andando entre piedras, arena y árboles en un acantilado, sin cobertura (coge la de Marruecos), al lado de faro Camarinal. Súper recomendable.

No hace falta decir que el día fue de película, ni en mis mejores sueños imaginé que iba a coincidir con alguien que cumpliera con todos esos requisitos básicos para mi.

Al finalizar la tarde estábamos hablando de nuestros viajes favoritos, y él me comentó que el que más le flipó fue uno que hizo a Italia, a un sitio de retiro, a hacer un Panchakarma. Me reí por ese nombre y me preguntó si sabía lo que era, lógicamente le dije ni la más remota idea. Así que me dijo es una limpieza integral de todo el cuerpo a todos los niveles tradicional de la Ayurveda, mi cara de asombro hizo que se riera y me explicó con más detenimiento que era la medicina tradicional de la India y me explicó su filosofía y fundamentos científicos. Como sobre este tema hablaré en otros artículos no me extiendo mucho, sólo decir que previene cientos de enfermedades tratando al cuerpo sólo con cosas naturales y desintoxicando de muchas maneras continuamente el cuerpo ya que la acumulación de toxinas por diversos motivos (polución, estrés, tabaco..etc) es el pan nuestro de cada día en nuestro cuerpo y afecta a la salud. Además es una práctica reconocida por la OMS, recomiendo siempre investigar….

Al terminar de contarme en qué consistía esa limpieza, (ya hemos encontrado un médico ayurvédico mucho más cerca que lo realiza así que lo vamos a hacer en la próxima convocatoria que haga), me dijo que el médico de allí le explicó la importancia de rasparse la lengua cada mañana argumentando lo que yo a continuación os voy a contar. Para mucha gente esto puede parecer una estupidez, víctima del enamoramiento, que me fascine eso, es posible, pero yo saco otra lectura. Me encantó que hablara de eso de forma natural, significa que es sencillo, honesto, auténtico y lo más importante se interesa por su salud, investiga y está en aprendizaje continua, es su vida y quería compartirla conmigo. Y yo iba en la misma línea. Ahora compartimos mucho más….

Información de interés sobre el raspado de lengua:

La lengua es la primera línea de defensa del sistema inmunológico. Es un órgano de vital importancia en la salud bucal pero también en la general. Situada entre el mundo interior y el exterior, tiene una conexión directa con el sistema digestivo, especialmente con el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso.

Para el ayurveda, la capa que cubre nuestras lenguas refleja la salud de nuestro sistema digestivo. Una lengua sana tiene un tono rosado cubierta por una capa fina blanquecina, sin embargo, una lengua poco sana estará cubierta por una capa gruesa amarilla, blanca o gris.

Todas las noches el cuerpo se desintoxica y deja el material tóxico en la superficie de la lengua. Se acumulan residuos tóxicos y bacterias, que crean ciertos desajustes en nuestra higiene y aumenta la posibilidad de enfermar. Al principio reconozco que me parecía una exageración, pero al investigar ves que de un hábito sencillo puedes mejorar mucho tu salud y prevenir.

Cinco beneficios para incorporar esta costumbre en nuestras vidas:

Elimina el mal aliento (halitosis). Es natural reaccionar negativamente al percibir el mal aliento de cualquier persona. Aunque el verdadero problema es de quien lo padece. Puede llegar a provocar baja autoestima o dificultades en las relaciones. Sólo el raspador puede retirar y eliminar eficientemente los residuo.

El Ayurveda considera que la digestión inicia en la boca. Las toxinas ama que se acumulan en la lengua no permiten que las papilas gustativas distingan los sabores, generan falsos antojos. El rasparse la lengua ayuda a abrirse los poros y papilas gustativas, y así digerir y saborear mejor los alimentos.

Aumenta la inmunidad, las terminaciones nervioisas de todos los órganos internos están en la lengua. Al quitar las toxinas el cuerpo no las reabsorbe y aumenta la función inmune en general. Y a la vez es un masaje a los órganos internos estimulándolos para hacer mejor sus funciones.

Mejora la salud e higiene bucal y dental. Promueve la salud de las encías y elimina las bacterias y toxinas responsables de los problemas periodontales, acumulación de placa, caries, pérdida de dientes, infecciones de las encías y la recesión de estas.

Mejora la salud digestiva. Al eliminar toxinas se produce más saliva y se promueve el agni (fuego digestivo) para ayudar con la digestión a través del día.

Esta práctica sencilla se debe realizar en la mañana, lo primero antes de ingerir nada, para no reabsorber la toxicidad.

Se coge el raspador (yo uso la de cobre que es antibacteriana) y delante del espejo sacamos la lengua, y metemos el raspador lo más profundo que se pueda y arrastramos. Así por toda la lengua hasta retirar todo lo blanco, amarillento o gris de la lengua.


Si te has decidido por cuidar  tu salud y tu bienestar, encuentra en Free Style Life consejos que podrán servirte de guía en tu nuevo propósito de estilo de vida sana. 

Cuidado y Bienestar

Cuidado y Bienestar

Si te has decidido por cuidar de tu salud y tu bienestar, encuentra en Free Style Life consejos que podrán servirte de guía en tu nuevo propósito de estilo de vida sana.