Quien soy

Bienvenidos a Free Style Life, un punto de encuentro en el cual voy a contar y explicar herramientas, estrategias para mejorar la salud y bienestar a través de mi experiencia personal y vital. Son ideas muy sencillas y que pueden aportar valor a la vida diaria de cualquier persona que esté interesada en saber cómo mejorar física, emocional y espiritualmente.

Como toda historia siempre es mejor empezar por el principio…….

Cuando Trini de Escándalo Digital me dijo, “Ana estamos terminando la web, pero falta una parte importante”. ¿Cuál?, le pregunté yo, “es imprescindible que hagas un artículo sobre ti”, me respondió.

No me resulta a priori difícil ya que como veréis cuento mi experiencia en los artículos, es decir, voy por capítulos contando mi historia. Pero hablar de una misma es mucho más. Es abrirte en cuerpo y alma, sin filtros y mostrar lo humana que eres, con todos sus pros y sus contras. Esto me ha llevado unos días de reflexión e introspección, no es fácil, simplemente es un proceso.

Este proyecto no comenzó este verano cuando conocí a Trini y acordamos cómo hacer la web y su enfoque, sino hace ya más de 6 años, aún sin yo saberlo.

Casi todo el mundo tiene en su vida un momento de inflexión, cuando decimos hubo un antes y un después. Pues yo tuve el mío.

En mi 36 cumpleaños, y ya viniendo de una larga temporada de estrés, ansiedad, amargura, enfado y frustración (todo para el mismo cuerpo), me levanté pensando y sintiendo ya algo desde hacía tiempo. ¿Qué hago en esta casa que en realidad es del banco hasta años después de jubilarme? ¿Qué hago siempre en el mismo trabajo monótono, rutinario, inflexible e institucionalizado? ¿Qué hago acostándome con el hombre que me casé al que ya no quiero? ¿Cómo ser la madre perfecta sin morir en el intento o que la sociedad me juzgue? ¿Qué estoy haciendo con mi vida? ¿A dónde voy? ¿Estoy donde quería estar cuando yo era joven y soñaba? Y lo más importante….. ¿SOY FELIZ? Imagínense la respuesta.

Así que el mismo día de ese cumpleaños me lié la manta a la cabeza y no sabía qué ni como iba a cambiarla, pero yo ya esa vida no la quería. Sin darme cuenta en el devenir de la rutina, estaba inmersa en una situación que me hacía infeliz.

Y comenzó mi proceso…..

Primero la separación, con todo mi entorno en contra, y la mudanza, que todo lo hice sola. Sólo el marido de la que yo desde entonces pasé a llamar mi hada madrina fue el que me ayudó en el traslado de mis cosas hasta la nueva casa. Hubo como era de esperar duelo y drama, pero yo fui manteniéndome firme en mi convicción de respetarme a mi misma, y mi nuevo camino y seguir con el objetivo principal en mi vida, SER FELIZ. Este tipo de decisiones aún no está bien visto por toda la sociedad, ni todas las generaciones que en ella habitan, porque el ponernos a nosotras mismas primero (volver a escuchar nuestras necesidades, recuperar nuestra identidad, volver a tener sueños) amarnos y querernos no se considera amor propio sino egoísmo. Obvio para mi no, pero yo siempre vi las cosas de diferente manera.

Así que yo como buena pedagoga siempre a mis adolescentes con los que trabajo les pongo ejemplos sencillos para explicar cosas importantes. Y cuando en cualquier contexto de mi vida se daba este tema yo siempre contaba la misma anécdota.

¿Quién se ha subido en un avión? ¿Quién ha leído los papeles plastificados de las situaciones de emergencia que hay en los asientos? Todo el mundo lo había hecho al menos una vez, y yo preguntaba si se habían parado a ver o recordaban el dibujo de la madre y el niño en una situación de despresurización de la cabina, aquí ya la gente flaqueaba, y les recordaba que por seguridad, lógica y simplemente sentido común es la madre la que se pone primero la mascarilla, recupera oxígeno se repone y después se la pone a su hijo y que éste se recupere. Pues yo la vida en general y la maternidad en particular la veo así. Si cada persona está bien, en armonía, equilibrio y con salud su entorno está igual, y si no es así su entorno tampoco lo estará. Lo que quiero decir que empecé a tomar conciencia de que la vida no está escrita, puedo decidirla yo pero cambiándome yo misma primero.

Si no nos cuidamos, nos escuchamos y no resolvemos lo que nos genera malestar, frustración, rabia, si intentamos taparlo y no solucionarlo no estamos del todo bien en la vida, y podemos enfermar y seguro NO SEREMOS FELICES.

Lo de enfermar lo digo por conocimiento de causa. En esa época y muchos años antes en cosas, es verdad, no muy graves pero si aparatosas me sucedían. Y cuando analizas cada una y le buscas una solución emocional, un origen psicológico más que físico es cuando cambias la perspectiva y te sanas pero desde el interior, y no enfermas más o muy pocas veces, porque tú estás en en bienestar, armonía y equilibrio con tu cuerpo alma y mente.

Entonces cambié paso a paso mi estilo de vida, no de golpe eso es imposible, pero si de forma constante, lineal con la actitud de la mente abierta y sobre todo con ganas de aprender.

Así que me sumergí en el mar del desarrollo personal, en terapia individual y aprendiendo diferentes herramientas para nuestro día a día, para cambiar de perspectiva y no echar la culpa de lo que me ocurre a los demás o la vida sino responsabilizarme de lo que pienso, de lo que hago. Estudio, leo e investigo todo lo que se pone en mi camino y aplicándolo. En el aspecto físico, espiritual, emocional, alimentación, etc.

En este proceso he pasado de ir a consulta llorando modo drama ¿Porqué me pasa esto a mi? A estar recibiendo un curso de Ho oponopono, hacer yoga, saber de nuestro yo cuántico con Joe Dispenza y algo muy importante, de haber perdido la esperanza de estar en una relación respetuosa, igualitaria con un hombre que entienda que el no es mi media naranja ya que yo no soy medio nada (no tengo medio cuerpo ni medio cerebro) a estar con un verdadero compañero de vida, amigo, amante, maestro y consejero, que está a mi lado cogiéndonos de la mano y caminando juntos por el camino que el destino, Dios o el universo nos ha regalado.

¿Cómo?

Eso es lo que quiero explicar y contar desde esta plataforma, para quien se sienta identificado y quiera lo mismo, un abanico de herramientas y estrategias para mejorar el bienestar equilibrio y armonía en sus vidas y ya como consecuencia la salud.

Y aunque le dedicaré en otro momento mucho más tiempo para pensar y reflexionar…… SER FELIZ…..

Bueno podríamos empezar ya ….. ¿Qué es para ti la felicidad?

 

Cuidarse para ganar en salud

Un hábito es una acción que desarrollamos por costumbre y casi sin pensar. Desde el punto de vista de la salud y el bienestar, un hábito saludable es un acto continuo a lo largo del tiempo. Y el simple hecho de realizarlo frecuentemente aporta beneficios a quien lo practica, además puede influir de manera positiva en los que te rodean.

Alcanzar un estilo de vida saludable en todos los aspectos es algo sencillo siempre y cuando consideres los beneficios que aporta. Una nueva forma de pensar te permitirá aparcar el miedo al cambio, y te animará en tu plan de vida sana. Al interiorizar estos hábitos no será complicado cumplirlos.

Tomar agua, dormir bien o lavarnos la cara son pequeñas acciones cotidianas, sin embargo son más importantes de lo que pensamos tanto para el presente como para el futuro de nuestro cuerpo y mente. Estas actividades las realizamos casi en piloto automático, pero por pequeñas que parezcan influyen de manera positiva o negativa sobre nuestro estado físico y mental.

Estos son algunos ejemplos de hábitos saludables que te ayudarán a sentirte bien por dentro y por fuera, a ser más feliz contigo mismo y con los demás.

actividad física - hábitos saludables

La actividad física.

El ejercicio regular y la actividad física llevan consigo multitud de beneficios, ahora bien debe realizarse de forma controlada y ajustada a nuestra forma física, peso, altura y edad. Un programa de ejercicio físico no será igual para quien comienza a hacer deporte que para quien leva años practicándolo asiduamente. Es importante utilizar el sentido común y si faltan conocimientos ponerte en manos de un profesional cualificado que nos oriente de la mejor manera. 

actividad física - hábitos saludables

El merecido descanso.

Al igual el ejercicio físico, un buen descanso es esencial. Mientras descansamos nuestro cuerpo y nuestra mente se recuperan de la actividad diaria. Para levantarte por la mañana con energía y con el mejor ánimo para afrontar los retos del día a día es aconsejable seguir una serie de pautas como elegir un buen colchón, la limpieza y el orden en la zona de descanso o las técnicas de relajación para dormir. 

actividad física - hábitos saludables

Tu postura.

La posición de nuestro cuerpo debe ser la adecuada al estar sentados o acostados. Evita las lesiones a largo plazo en espalda, cervicales y demás partes del cuerpo. Son dolencias que aparecen de repente después de años de posturas inadecuadas para nuestra fisionomía. Una vez que asimilas una serie de acciones saludables relacionadas con la postura del cuerpo, muchas de esas molestias y dolores se reducirán o disminuirán en gran medida. Cuida también las posturas que adquieres cuando transportas objetos pesados. La columna vertebral sufre en cada paso que damos, son impactos menores que pueden ir a más si no adoptamos las postura correcta.

actividad física - hábitos saludables

Higiene contra las enfermedades

Uno de los aspectos fundamentales para llevar una vida sana sin duda son las rutinas diarias de higiene personal. El aseo es muy importante, en especial para vivir en sociedad, ya que ésta se beneficia de la higiene de las personas que la forman. No hay excusa para la higiene personal básica, ya que no solo es uno de los hábitos saludables más económicos sino que también es esencial para tener una buena salud.

actividad física - hábitos saludables

El equilibrio mental.

Mens sana in corpore sano” cita de la Roma del siglo 1 d.C. que hemos heredado hasta la sociedad actual. Aunque en otro contexto, en esta frase que traducida sería “mente sana en cuerpo sano” pone en valor la importancia de la mente, el cuerpo y el alma, en definitiva la formación intelectual, atlética y espiritual de una persona. Es necesario tener ambos activos y seguir una serie de requisitos que nos permitan sentirnos bien por dentro y por fuera. Hay muchas formas de trabajar el equilibrio mental, liberando nuestros pensamientos y consiguiendo una desconexión total que nos ayudará a ser fuertes y afrontar el día a día con ilusión y nuevas metas.

actividad física - hábitos saludables

Actividad social

Somos seres sociales por naturaleza, de hecho esta es una de las razones que han permitido a los seres humanos sobrevivir a lo largo de miles de añosNos necesitamos los unos a los otros para alcanzar nuestros propósitos con éxito. Aprender a convivir con otras personas te ayuda a conseguir tu objetivos. También te permite llevar una vida más tranquila, interesante, incluso divertida. Abrirse a la gente y escuchar activamente e intercambiar opiniones te ayudará a comprender a quienes te rodean y las circunstancias.

actividad física - hábitos saludables

Entorno y medioambiente

Cada día la sociedad que llamamos avanzada contamina el planeta a pasos de gigante. El ritmo de deterioro al que estamos sometiendo al medio natural es vertiginoso. Pero se trata de un problema que tiene una solución, y que pasa por tomar conciencia como seres sociales del peligro que conlleva descuidar nuestro entorno. Vertidos incontrolados en el mar, tierra y aire afectará a las presentes y futuras generaciones. Todos nos exponemos a estos peligros que afectan directamente a nuestra salud. Por eso cada pequeño gesto en uno u otro sentido tendrá sus consecuencias en nuestro frágil planeta. La madre naturaleza siempre responde.

Si te has decidido por cuidar  tu salud y tu bienestar, encuentra en Free Style Life consejos que podrán servirte de guía en tu nuevo propósito de estilo de vida sana. 

Cuidado y Bienestar

Cuidado y Bienestar

Si te has decidido por cuidar de tu salud y tu bienestar, encuentra en Free Style Life consejos que podrán servirte de guía en tu nuevo propósito de estilo de vida sana.