Receta bizcocho chocolate vegano

BIZCOCHO CHOCOLATE VEGANO

Por el 54 cumpleaños de mi pareja y su madre (nacieron el mismo día), se le ocurrió, a él le gusta más la cocina que a mi, hacer un bizcocho de chocolate pero lo más sano posible sin productos refinados ni mucho azúcar. Así que encontró esta receta que la hizo prácticamente igual a excepción de un ingrediente que fue lo que le dio el toque espectacular que al final tuvo. Y mira que al principio tenía una pinta dudosa. Os cuento.

Ingredientes para 6-8 personas

Dos tazas de harina (500 ml o gr.) puede ser integral.

Dos tazas de leche de soja (500 ml).

Un sobre de levadura.

Una taza de aceite de girasol (250 ml).

¾ de taza de azúcar de caña (180 gr.)

7 u 8 cucharadas de chocolate en polvo ( nosotros le echamos algarroba en polvo) y fue todo un descubrimiento.

Nueces o frutos secos en general al gusto por encima para decorar.

Todo se liga con cualquier aparato para mezclar o con un bol y un tenedor (para quien quiera hacer músculos).

Preparación

Precalentamos el horno a 220 º

Mezclamos harina con la levadura y después la leche, mezclamos.

Echamos después el aceite y el azúcar, mezclamos bien.

Echamos en este caso la algarroba sino chocolate en polvo hasta mezclar todo bien.

Verter la masa en el recipiente previamente puesto con margarina para que no se pegue.

Bajar el horno a 170º y meter.

A partir de 30 minutos pinchar para ver si está hecho o no. Sino ir prolongando hasta terminar de cocer. Lo dejo un poco abierto porque no todos los hornos son iguales y a i muchas veces se me ha pasado y otras se ha quedado crudo, también depende del tipo de cacharro.

Como alteramos la receta para quien quiera expongo los beneficios de la algarroba frente al chocolate.

La algarroba a diferencia del chocolate, no tiene cafeína y su contenido en grasa es mínimo con respecto al chocolate. Además la mayor parte de los azúcares de la algarroba son de lenta absorción y no tiene los efectos estimulantes que tiene el cacao. Algunos de estos beneficios son:

- Posee altos niveles de fibra, lo que ayuda al buen funcionamiento de nuestro sistema digestivo y es beneficioso para mantener nuestra flora intestinal.

- Tiene un alto contenido en nutrientes, así como en minerales y vitaminas del grupo A y del grupo B.

- Posee hierro y nos aporta muchos antioxidantes.

- Ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico, además de ser un buen aliado de nuestra memoria.

- Está científicamente probado que, durante el período de lactancia, ayuda a la secreción de la leche materna.

- Hace que se minimice los síntomas del síndrome premenstrual.

- Aporta mucha energía cuando practicamos deporte.

- Actúa como antinflamatorio.

- Ayuda a reducir los niveles de glucosa en nuestra sangre.

- Fortalece nuestros huesos y dientes.

- Prevé la formación de coágulos de sangre.

- Mejora algunas de nuestras funciones cognitivas.

- Combate el cansancio.

- Reduce nuestros niveles de colesterol en sangre.

- Apto para las personas celíacas.

Cómo podemos usarla:

Si bien su uso más extendido es en harinas de repostería, para hacer brownies o cupcakes sin la necesidad de añadir endulzantes, también puede tener una utilidad parecida a la del cacao, consumiéndose en tableta y cremas. También a la taza, sin grumos y para el verano en forma de helado.

Exquisito y saludable¡

Si te has decidido por cuidar  tu salud y tu bienestar, encuentra en Free Style Life consejos que podrán servirte de guía en tu nuevo propósito de estilo de vida sana. 

Cuidado y Bienestar

Cuidado y Bienestar

Si te has decidido por cuidar de tu salud y tu bienestar, encuentra en Free Style Life consejos que podrán servirte de guía en tu nuevo propósito de estilo de vida sana.