Una terrible cruzada de cables

Antes de empezar a contar esta historia voy a dar la explicación científica que hay detrás a lo que me ocurrió, no me gustaría que nadie me tomara por loca o una salvaje (aunque ese día me lo merecí).

Hay una página para mi gusto muy interesante que habla de psicología con una perspectiva sencilla y sensata, o al menos casa mucho con mi forma de ver las cosas. Se llama la mente maravillosa y cuando investigo algo de esta temática acudo siempre a ella.

Comenzamos…..

“El bloqueo emocional es una barrera que nos ponemos a nosotros mismos en un momento dado, la cual nos impide pensar y sentir con claridad. Es decir nos impide progresar y avanzar por las distintas etapas de la vida”. Así y a pesar de que todos podemos ser víctimas de esta situación psicológica en algún momento, la verdad es que la mayoría de las veces no sabemos cómo gestionarlas.

Se nos olvida que la comprensión de cada cosa que experimentamos requiere que pase primero por el refinamiento de nuestro universo emocional.

De este modo cuando sufrimos una decepción, cuando nos equivocamos, nos hacen daño o perdemos una oportunidad, es común dar un paso a un bloqueo para no tener que “vivenciar” el dolor de esa emoción negativa a la que va asociada este tipo de eventos. Es como un muro de hormigón que nos impide vivir en plenitud.

Procesar nuestras experiencias y las emociones asociadas es clave de bienestar y salud. Si no lo hacemos, quedamos atrapados, limitados, vetados. Estamos ante un mecanismo de defensa muy común y la raiz de muchos trastornos de ansiedad y otros problemas psicológicos que debemos saber reconocer y gestionar.

Señales de advertencia:

El bloqueo emocional puede derivar de un bloqueo mental. La persona pierde agilidad cognitiva, presenta problemas para concentrarse, tomar decisiones, mantener la atención… Son situaciones altamente angustiantes que suelen cronificarse en el tiempo. Así que un hecho que no debemos perder de vista es que cuando una persona percibe que está bloqueada mental y emocionalmente, el sentido de la vida se desvanece.

Cuando esto ocurre cruzamos ya esa línea de seguridad en la que es casi imposible mantener el optimismo. El riesgo de desarrollar una depresión es elevada, así como cualquier otro trastorno de ansiedad u otros problemas.

Expertos en el tema como el Doctor Bett Ford, profesor de la Universdidad de psicología de Toronto nos explica en uno de sus estudios que una clave esencial para evitar y lidiar con estos estados es aceptar las emociones negativas.

No hay que negarlas, esconderlas o bloquearlas. La aceptación es el pricipio de la liberación.

Síntomas:

  • Evitación de actividades o eventos por miedo o hacerlo mal.
  • Nerviosismo continuo.
  • Temor a ser rechazados.
  • Falta de motivación.
  • Sentimientos de envidia.
  • Agotamiento físico y mental.
  • Hacer ver que determinados problemas no tienen importancia.
  • La postergación.
  • Cambios en los hábitos de sueño y alimentación.
  • Dolores musculares, infecciones, cefaleas….etc.

Causas:

  • Frecuentemente encontramos sentimientos de miedo e inseguridad, acompañados de un fuerte complejo de inferioridad.
  • Determinados trastornos psicológicos como el estrés postraumático, suelen estar detrás de este tipo de bloqueos.
  • La falta de conexión con las emociones, una baja inteligencia emocional o una educación represiva a la hora de aceptar y entender los propios sentimientos.
  • Presencia de traumas no resueltas durante la infancia o pérdidas tempranas.
  • Vivir en un contexto de estrés, tensión y elevada ansiedad.
  • Estructura psicológica donde la culpa siempre está presente.

Ahora mi historia….

A los meses de separarme por fin encontré un piso para mi hijo y para mi, muy bonito, luminoso. Estaba contenta por tener por fin una casa donde irme pero estaba aterrada, nunca había vivido sola, conmigo misma, siempre he estado con gente que me resolvía lo que yo no sabía o simplemente delegaba, vivía en una constante zona de confort .

Yo tenía un día sí y otro también ataques de pánico, tristeza, ansiedad, soledad. Aunque yo fui la que decidió separarse e incluso dejar la casa estaba destrozada, rota, con culpa que me salía hasta por las orejas.

Me había puesto por fin el mundo por montera pero me acercaba a un abismo en el cual nunca había estado y eso me tenía bloqueada, di pasos que nunca pensé que llegaría a dar para mejorar mi vida, mi bienestar, en definitiva ser feliz, pero no sabía qué hacer ni por donde empezar. Ahora miro atrás y me alegro de lo que hice, de todo el cambio que he hecho y de todo lo que he evolucionado y aprendido, sobre todo en libertad, independencia y amor y conocimiento de mí misma, de lo cual carecía tanto.

Continuo con la historia…..

Cuando firmé contrato empezó a hablarme el dueño del piso de domiciliar no se qué, algo que se llamaba recibo de la luz. Si sí tal como leéis, en mi vida había hecho eso, como en toda mi economía doméstica primero se encargaba mi padre en casa y mi madre de ahorrar y buscar buenas inversiones (fue una gran economista) y después mi marido hasta que me separé, la verdad él lo hacía todo.

Hicimos lo mismo con el gas y como el agua no se pudo hacer me dijo que estuviera pendiente de las facturas en el buzón que las cogiera fuera al banco a pagarlas y le enviara la foto.

Lo único en lo que no me pudo ayudar es en el contrato de internet y teléfono fijo, él ya hacía tiempo que lo había quitado y que yo lo hiciera.

Sé que puede parecer de inútil o poco espabilada, pero en serio que me entró pánico el hecho que yo tuviera que llamar, buscar y contratar un servicio, esto tampoco nunca lo había hecho antes.  Siempre oí pestes de todas las compañías de teléfono que eran unas estafadoras y liantas y era un horror. Yo solo pensaba madre mía como yo estoy que casi ni me puedo levantar de la cama ¿como demonios voy a hacer eso?.

Para intentar no complicarme mucho me fui directamente a la misma compañía que tenía mi padre, llamé no me enteré de nada de lo que me decía, ni de velocidades, ni de megas, ni si era barato o caro con respecto a la competencia sólo le dí los datos y le dije, dígame cuando viene el técnico.

Así fue, vino el técnico lo puso todo, iba bien fue muy amable y hasta ahí todo perfecto.

Yo seguía en un estado mental, emocional y de hábitos muy lamentable, me estremezco al recoradrlo, y a las dos semanas más o menos de la instalación, era un viernes porque había quedado con mis padres a pasar el finde con ellos en la playa, y fui a llamar desde el fijo a la playa y no funcionaba….

En un estado normal, una persona medianamente equilibrada  lo que hubiera hecho es llamar comunicarlo y que viniera el técnico y ya está. Pues a mi me entró por el cuerpo la maldad más terrible que nunca había sentido, una ira inmensa y rabia, lo que viene siendo muy mala leche. Lógicamente la culpa de ese sentimiento no la tenía ni la compañía ni la chica con la que hablé por teléfono, pero yo reaccioné como una bestia y una energúmena, y pagué con esa chica todo lo que me estaba pasando a mi por dentro, los chillidos llegaban hasta la azotea, me quedé afónica y dije insultos que no sabía ni que existían. Llegó hasta tal punto la conversación que era ella la que me dijo que colgaría el teléfono si no dejaba mi actitud.

Le dije vale, programa inmediatamente la visita a mi casa de un técnico para que me lo solucione, y le colgué.

El mismo lunes se plantó allí el técnico, yo ya estaba bastante más calmada y me había dado cuenta que me había pasado tres pueblos, y fui mucho más amable con este hombre. Empezó a mirarlo todo, comprobar la instalación en el bloque y en la centralita y estaba bien, televisión, etc.

Y de repente me pregunta, ¿señora donde está la toma del teléfono?  le señalé que detrás del mueble, ¿porqué?, le pregunté. Muy amablemente y sin ganas de ofenderme me explicó que se había encontrado muchas veces la situación que hay algún movimiento alrededor del aparato o aparatos electrónicos y se desenchufan.

En seguida me di cuenta que yo lo había movido para limpiar por detrás hacía pocos días. Así que el hombre me pidió permiso para moverlo y al hacerlo me señaló cómo la toma se había salido de la cajetilla.

¿Os podéis imaginar la vergüenza que yo pasé?.

Le pedí mil veces disculpas, que me cobrara lo que tuviera que cobrarme ya que no era responsabilidad de la empresa (al final el tío se enrolló y no me cobró nada no sé cómo lo justificó), y hasta día de hoy después de 7 años sigo pidiéndole disculpas (desde mi corazón) a esa chica amable que me tuvo que soportar toda esa mierda sin ella tener nada que ver de mi situación ni de mi cruzada terrible de cables.

Moraleja….. con faltas de respeto (por mucha razón que tenga o crea tener) no se va a ningún lado y la violencia sólo genera más violencia y malestar (lo que proyectamos se nos devolverá ) y  me dí cuenta que necesitaba ayuda con urgencia.

Al principio me resistía a ir a ningún lado, me daba vergüenza, hasta que después de varios desastres emocionales, crisis y dramas varios fui a ver al que sigue siendo mi terapeuta y el de mi hijo (recomendado por mi hada madrina Diana). Y ya con él empecé a reconstruir mi vida por dentro y por fuera que estaba hecha añicos. A medida que yo mejoraba por dentro todo en mi entorno mejoraba.

A día de hoy estoy agradecida a la vida por todo lo que sucedió, ya que el universo me puso por delante lo que necesitaba para darme cuenta que era vital un cambio. Mi corazón necesitaba curar muchas heridas pasadas, era imprescindible para sanar, para quererme, cuidarme y estar al 100% en la vida no a medias y en condiciones lamentables.

Herramientas….muchas, creo que cada persona debe encontrar las suyas, yo en esta plataforma cuento mi experiencia para quien le sirva o le inspire, unas serán válidas otras no, pero al final de todo se aprende.

Para tranquilidad de l@s lector@s ya mi salud mental y emocional está mucho más equilibrada y la financiera también.

Regateo y me cambio de compañía cuando quiero y me interesa, de cualquier cosa, seguros, luz, teléfono, hablando con educación y respeto y agradeciendo su información y ayuda. Tengo todos los impuestos bien al día, Hacienda, coche, etc. Y sobre todo y lo más importante lo hago todo bien tranquila, con calma de forma eficiente y sobre todo sin tener ningún cruce de cables….. 

Si te has decidido por cuidar  tu salud y tu bienestar, encuentra en Free Style Life consejos que podrán servirte de guía en tu nuevo propósito de estilo de vida sana. 

Cuidado y Bienestar

Cuidado y Bienestar

Si te has decidido por cuidar de tu salud y tu bienestar, encuentra en Free Style Life consejos que podrán servirte de guía en tu nuevo propósito de estilo de vida sana.