OPCIONES A TENER EN CUENTA PARA TENER MEJOR BIENESTAR

Hay un tema complejo que en nuestra sociedad española está aún sin resolver a muchos niveles, social, económica, sanitaria, legal que es tomar una alternativa en cuestiones de salud que no sea  ir al médico cada dos por tres para que solucionen nuestros problemas que en realidad no son físicos, sino simples manifestaciones externas de algo que ocurre por dentro.

Hay muchos países incluso en Europa que en su sistema sanitario da la opción al paciente de elegir un médico ayurvédico (medicina india con tradición de miles de años) que trabaja no tanto en sí una enfermedad sino al ser humano de forma holística, completa en muchos aspectos (emocional, espiritual, físico, alimentario) y sobre todo en la prevención.

Creo que para explicarme con más claridad es mejor que os respondáis a estas preguntas..

¿Cuántas veces habéis vosotros ido al médico o algún conocido por pequeñas dolencias que por determinadas situaciones parecen un mundo?

¿Cuánto os automedicáis o conocéis a alguien que lo haga?

¿Cuántas veces descubristeis que era algo emocional lo que había detrás de esos dolores de cabeza o de estómago?

¿Cuántas veces al hablar de vuestros problemas se os olvida que teníais dolores?

¿Cuándo ríes o pasas un rato agradable a que se te olvida que tenías citas médicas o tomarte alguna medicación?

No creo que decir que parte de nuestro dolor físico está en nuestro dolor emocional, y lo sé por propia experiencia. Hace ya 12 años en plena depresión post parto (y yo me reía de la gente que decía que eso existía) tenía dolores por todos lados desde la cabeza hasta los dedos de los pies, hecha un desastre parecía una vieja en vez de una mujer de 31 años. No podía hacer vida normal ni por asomo, ni andar apenas unos metros. Los médicos de nuestra medicina sólo me daban medicación por un tubo radiografías y me decían que todo se volvería a poner en su sitio.

Cuando ya no podía más el papá de mi hijo se informó en su trabajo de un hombre que era muy bueno, osteopata, quiromasajista, acupuntor y naturópata. Así que fui, ante mi desesperación si hacía falta me hipotecaba para pagarle, ya me daba igual, ya desde la primera sesión me explicó cosas más de forma holística con respecto a cómo funciona mi cuerpo y mi mente. Y me puso completamente derecha y a nivel ginecológico recompuso todo mi sistema reproductorio que estaba desviado por el parto y era uno de los motivos por los que me hacía pis encima, por las esquinas, yo ya me veía usando los pañales de mi hijo hasta que llegó él.

A partir de ahí él fue mi médico de cabecera y ante cualquier enfermedad o síntoma le consultaba qué tomar y empecé con las cosas naturales para mi y para mi hijo, que no iban fenomenal, hacer deporte y cuando volví a petar, me enfoqué más en  tratar mis emociones con un terapeuta (lo que menos quería hacer pero lo más necesario).

En el camino me he encontrado con muchas herramientas y profesionales que me han ayudado y una de ellas es la Homeopatía Unicista, con la que llevo unos meses y la conocí por un magnífico compañero y mejor persona, Raúl Domenech.

Trata al paciente desde su globalidad, todos los aspectos, a través de un minucioso cuestionario en formato de entrevista que no se deja a tras ningún aspecto que según su ciencia es fundamental para la sanación y la cura del paciente. En mi caso hago un mantenimiento ya que no tengo secuela crónica de nada y me ayuda con su intervención a tener más calidad de vida y conocerme más.

Así que hace unas semanas le pedí que escribiera un artículo donde el expresara que es la Homeopatía y contara la experiencia. A mi me ha narrado historias increíbles de enfermedades crónicas o incurables que los propios médicos le preguntaron cómo lo había hecho… Para los incrédulos… lean y compruébenlo….

 

HOMEOPATÍA, La Gran Desconocida

Aunque se atribuye al investigador Samuel Hahnemann el descubrimiento de la Homeopatía, lo cierto es que ya en el siglo V a.C. el médico Hipócrates hablaba que existían dos formas de curar a las personas:

  1. La primera era de la forma convencional, su principio básico es “los contrarios se curan con los contrarios”.
  2. La segunda aún no definida ni practicada, pero lo dejó registrado que sería “lo semejante cura lo semejante”.

La medicina convencional de los siglos XVIII y XIX utilizaban métodos y remedios poco eficaces en el tratamiento de enfermedades, algunos eran sanguinolentos y otros con graves efectos tóxicos secundarios.

La aparición de la Homeopatía fue un éxito gracias a su filosofía médica y los conceptos prácticos sobre la patología. Las microdosis Homeopáticas moderaron la peligrosa práctica de tratar a los enfermos hasta la intoxicación, que dejaba en un segundo plano la premisa Hipocrática (Primero no hacer daño).

Fue Samuel Hahnemann, quién dio forma a las palabras de Hipócrates según la ley de curación “lo semejante cura lo semejante”.

Samuel fue un hombre extraordinariamente inteligente y de gran talento, nació el 10 de abril de 1755 en una familia pobre, a los 12 años ya daba clases particulares de griego, hablaba y escribía ocho idiomas, incluidos el hebreo y el árabe.

La desafortunada y falsa idea que circula sobre la Homeopatía es que carece de base científica. Nada más lejos de la verdad, Samuel Hahnemann hizo mucho por la ciencia biomédica moderna. Introdujo muchas ideas innovadoras en la práctica clínica.

Realizando una serie de experimentos por su cuenta descubrió la Homeopatía a los 35 años. Sin ninguna duda, era un hombre avanzado a su tiempo, y está claro que merece el reconocimiento de ser el padre de la medicina Homeopática.

Para explicar los fundamentos en los que se basa la Homeopatía, su principio “lo semejante cura lo semejante”, principio de Similitud, hay un ejemplo de técnica convencional de eliminación de las alergias. En primer lugar, un alergólogo practica una serie de pruebas para encontrar el alérgeno que afecta al enfermo. Acto seguido, se administra ese mismo alérgeno al enfermo en concentraciones sustancial y progresivamente más bajas cada vez hasta que la alergia desaparece. Muchos niños y adultos se han beneficiado de la aplicación de esta técnica.

Es interesante decir que el mismo año en que Samuel Hahnemann “Padre de la Homeopatía” publicó su artículo fundamental sobre la Homeopatía, el médico británico Edward Jenner publicó un artículo sobre vacunación. Las vacunas se basan en la segunda ley según Hipócrates “lo semejante cura lo semejante”, misma ley de la Homeopatía, principio de Similitud.

LA HOMEOPATÍA ES UNA MEDICINA SIN RIESGOS

En la facultad de Medicina lo primero que aprenden los médicos es que es mejor no hacer nada que emprender alguna acción que pueda perjudicar al paciente. Éste es el principio que guía la medicina desde hace más de veinticinco siglos. De acuerdo con Hipócrates, el famoso médico de la antigua Grecia conocido como el padre de la medicina, decía a los estudiantes:

“Ante todo, no debemos hacer daño”.

Por desgracia, gracias a nuestra experiencia conocemos demasiado bien que los medicamentos de medicina convencional casi siempre producen efectos secundarios, algunos de carácter leve y otros más graves. Por ejemplo, un medicamento para el resfriado puede provocar somnolencia; un antibiótico puede dar lugar a dolor de estómago, alergias graves, o destruir las bacterias benignas presentes en el intestino y conocidas como flora intestinal que contribuyen al equilibrio de nuestro organismo.

Con frecuencia, aceptamos los efectos adversos leves como “el precio que debemos pagar para curarnos”.

Por el contrario, los remedios Homeopáticos no son tóxicos porque son sustancias muy diluidas. Además, no provocan efectos secundarios.

La Homeopatía entraña muchos menos riesgos que la medicina convencional, la diferencia decisiva es que si el paciente sigue correctamente las instrucciones de su Homeópata cuando toma su remedio, no le ocurrirá nada malo, pero, aunque siga al pie de la letra las instrucciones de un médico convencional cuando tome un fármaco convencional, puede presentar efectos secundarios.

EFICACIA DEMOSTRADA CONSTANTEMENTE

El principal beneficio de la homeopatía es su eficacia. En realidad, la razón principal por la que los homeópatas somos entusiastas acerca de la labor es que tenemos el privilegio de presenciar el milagro de una curación completa cada día.

Su constante tasa de éxitos fue el factor más importante para que la Homeopatía se convirtiera en una disciplina tan popular a principios del siglo XIX, y concretamente en Estados Unidos, esto la ha mantenido viva desde entonces a pesar de la gran oposición de la medicina convencional tanto a sus principios como a sus métodos.

Samuel Hanhemann se convirtió en una celebridad médica en 1799 debido a su éxito inicial en la epidemia de escarlatina que asoló Alemania, sólo tres años antes del descubrimiento oficial de la Homeopatía. Las principales víctimas de esa enfermedad, que es una forma grave de faringitis, eran los niños. El doctor Samuel Hahnemann logró resultados tan fascinantes en la prevención y tratamiento de esta enfermedad mortífera que pronto muchos médicos convencionales adoptaron su práctica clínica y empezaron a elogiar la disciplina. El resultado fue asombroso.

Diez médicos administraron el remedio Homeopático Belladona a 1.646 niños como tratamiento profiláctico o preventivo, y describieron que sólo 123 padecieron la enfermedad, mientras que el índice de morbilidad en la población no tratada con Homeopatía alcanzó el 90%. Más tarde, las autoridades de Prusia declararon la eficacia del remedio y el Gobierno hizo que la administración del remedio Homeopático Belladona para la prevención de la escarlatina fuera obligatorio. Hoy en día, la relevancia de esta decisión seria similar a que el Gobierno de cualquier país recomendara un tratamiento Homeopático para tratar una epidemia o pandemia.

 LA HOMEOPATÍA EN ESPAÑA, SU INTRODUCCIÓN

La divulgación y auge de la Homeopatía en España durante el siglo XIX, se debe fundamentalmente a algunos acontecimientos muy dispares y significativos que acontecieron durante la primera mitad de siglo:

  • El casamiento de Fernando VII con María Cristina de Borbón, la epidemia de cólera en Badajoz y el mecenazgo del comerciante gaditano Benitúa Iriarte que fue paciente de Samuel Hahnemann en el hospital de Leipzig.

Después de la invasión napoleónica, gobernó en España el rey absolutista Fernando VII que con el paso de los años contrajo matrimonio con María Cristina de Borbón, hija del rey de Nápoles Francisco I. Cuando llegaron a España en 1829 para consolidar el real casamiento, con ellos vino el medico de la familia Cosme María de Horatiis, que era el presidente de la Academia de Medicina y Cirugía de Nápoles. En su honor fue nombrado socio corresponsal de la Academia de Medicina de Madrid, ocasión que éste aprovechó para presentar públicamente la memoria Saggio di clínica omiopatica, convirtiéndose en el primer tratado referente de la Homeopatía en España. Años después caló profundamente en algunos médicos de la ciudad condal como Manuel Sanllehy, que propiciaron la creación de la Academia Médico Homeopática de Barcelona (AMHB) a finales de siglo.

En el Madrid de 1845, se funda la Sociedad Hahnemanniana Matritense (SHM) apadrinada por el Marqués José Núñez Pernía. En ese momento, el auge es impresionante, con la apertura de nuevos dispensarios y la suma de nuevas publicaciones especializadas, como La Gaceta Homeopática y el boletín de la SHM, que se suman a otras ya existentes como los Archivos de la Medicina Homeopática.

Durante la primera mitad del siglo XIX, en Europa experimentó cierto retroceso a causa de las grandes guerras, aquí en España supuso un gran retroceso con la guerra civil del 1936, hospitales dedicados a la Homeopatía poco después eran hospitales de beneficencia.

RAÚL DOMENECH MUÑOZ (Homeópata Unicista)

Experiencia Personal

La Homeopatía es un mundo maravilloso, es una forma de ver y comprender las enfermedades, muy distinta a todo lo convencional, he visto en primera persona como personas que llevaban años de dolencias mejoraban en semanas y curarse por completo, algunas incluso desde la primera toma han hecho desaparecer ese estado emocional negativo que estaba mortificándola por dentro.

La Homeopatía equilibra holísticamente a la persona, Samuel Hahnemann hizo el hallazgo más grande para la humanidad hace más de dos siglos y es una pena que no hagamos un buen uso de la misma, es una medicina maravillosa que puede ser utilizada por niños, mayores y embarazadas, en enfermedades agudas y crónicas, y en su Materia Médica abarca todas las dolencias del ser humano tanto físico como psíquico.

 

La única y grande misión del médico es restablecer la salud del enfermo, que es aquello que se llama curar. 

Samuel  Hahnemann

                                                             

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si te has decidido por cuidar  tu salud y tu bienestar, encuentra en Free Style Life consejos que podrán servirte de guía en tu nuevo propósito de estilo de vida sana. 

Cuidado y Bienestar

Cuidado y Bienestar

Si te has decidido por cuidar de tu salud y tu bienestar, encuentra en Free Style Life consejos que podrán servirte de guía en tu nuevo propósito de estilo de vida sana.